Historia

User Rating: 0 / 5

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

La comunidad fue constituida oficialmente el 3 de Julio de 2015 en instalaciones del American Academy Of Science and Technology (AAST) en la comuna de providencia, y posteriormente inscrita en la comuna de Santiago quien concedería su personalidad jurídica legalmente el 8 de agosto del mismo año. Si bien este proceso marca el inicio de la comunidad, los orígenes de esta se remontan al año 2011 en el que estudiantes secundarios provenientes del Instituto Tecnológico San Mateo –Pudahuel- comenzaron a participar en diferentes talleres y competencias de robótica y que posteriormente compitieron en la Carrera Solar Atacama 2012. Al finalizar, se realiza un diagnóstico sobre el déficit de jóvenes participando en iniciativas de ciencia e ingeniería a temprana edad y la baja vinculación entre estos.

En 2013 se crea el ITSM MakerSpace, un espacio de colaboración en base a la filosofía Maker siendo el primero de su tipo en funcionar en un establecimiento de enseñanza media en Chile. De forma paralela, distintos estudiantes pertenecientes a colegios de la Sociedad de instrucción Primaria SIP conforman el equipo de robótica Condor Force Robot para participar en el torneo de Estadounidense FIRST Robotics Competition.

Tras la realización independiente de estos proyectos se reafirma la necesidad de trabajar en la elaboración de un espacio que unificase a los jóvenes participantes de proyectos de este tipo, y que además le diera una continuidad a su desarrollo personal en iniciativas científico tecnológicas de alto impacto, logrando así que jóvenes provenientes de sectores socio vulnerables adquirieran herramientas y competencias que los inste a proseguir con su formación académica y/o profesional en el ámbito laboral o de emprendimiento.

A inicios del 2015, ex participantes de las iniciativas antes mencionadas comienzan a trabajar en un proyecto que buscaba visualizar y mapear a los jóvenes vinculados en el ámbito de ciencia y tecnología a nivel nacional. Al finalizar este proceso y sin mayores resultados, se hizo latente la necesidad de crear una organización formal que diera cabida a iniciativas de este tipo y que además sirviera de medio para dar solución al diagnóstico realizado tiempo atrás.

Así, se crea la comunidad nacional de ciencia e innovación como una organización no gubernamental y sin fines de lucro, orientada a Promover el desarrollo de una cultura científico-tecnológica en la sociedad Chilena, especialmente en los niños, niñas y jóvenes trabajando en pro de mejorar la calidad de vida y de la educación Chilena a través del desarrollo científico en etapas temprana.